By MamiMima | 12 junio, 2020

11 Consejos para mantener tu piel hidratada este verano 

A veces se confunde piel deshidratada con piel seca. A la primera le falta agua y es una condición temporal, mientras que a la segunda le faltan aceites naturales y es un tipo de piel que no cambia con el tiempo.

Cualquier tipo de piel (seca, normal o grasa)  puede sufrir deshidratación por factores como la edad, el clima o de estilo de vida. En verano, el exceso de sudoración, una prolongada exposición al sol o el cloro de la piscina pueden ser la causa de que tu piel se deshidrate más fácilmente.

 

¿Cómo sé si mi piel está deshidratada?

Una piel deshidratada se identifica por síntomas como aspecto apagado, sombras oscuras alrededor de los ojos y/o de la nariz e incluso puede producir picor o agrietarse y escocer. También se reconoce porque al pellizcarla, la piel tarda en recuperar su forma original.

Aquí tienes una lista de lo que puedes hacer para prevenir (siempre es lo mejor) y mantener tu piel hidratada todo el verano:

La hidratación siempre comienza por dentro. Beber suficiente agua, zumos y licuados de verduras es la mejor manera de empezar la belleza por dentro.

Lleva una dieta equilibrada y variada en proteínas, vitaminas y ácidos grasos para mantener nutrida y saludable tu piel.

Evita el tabaco y el alcohol, ambos tienen efecto deshidratante y envejecen prematuramente la piel.

Dúchate cuando salgas de la piscina para quitar el cloro, o del mar para quitar la sal e hidrata la piel de tu cara y cuerpo con una crema adecuada a tu tipo de piel. Si las duchas no están accesibles por las circunstancias actuales, llevar un poco de Tónico de rosas para aplicártelo en la cara es una buena manera de evitar la deshidratación que producen el cloro y la sal.

Humedecer la piel con un tónico es la mejor manera de prepararla para recibir tu crema hidratante de confort mañana y noche.

Antes de salir al exterior SIEMPRE protege la piel de tu cara con un protector solar de factor 50 o +.

Si vas a pasar todo el día en la playa o al aire libre, renueva tu protector solar las veces que sea necesario.

Evita los jabones que resecan la piel. En el caso de la cara es mejor limpiarla con una crema limpiadora como Fresh Touch que limpia sin alterar el equilibrio natural de la piel. ¡Sobre todo, no te vayas a dormir con la piel sucia!

Si tu piel es normal o seca, añade unas gotas de Aceite de Aguacatea tu crema hidratante. Por su alto contenido en ácidos grasos y vitamina E, antioxidante natural que protege las células de la piel, ayuda a reducir la inflamación y mejorar las pieles agrietadas y ásperas.

Masajea suavemente con un rodillo la piel de tu cara para estimular la circulación.

El descanso y dormir lo suficiente es otro de los aliados naturales que más te ayudan a mantener tu piel en perfecto estado, hidratada y nutrida.

 

Sé constante con tus buenos hábitos de vida y tus rutinas cosméticas, es el cuidado continuo integral por dentro y por fuera, o “mantenimiento milagrosocomo lo llamamos en AKORI lo que realmente te ayudará a tener una piel bonita, luminosa y saludable.

 

Concha Gaudó    Co-Founder AKORI COSMETICS