By Vicky | 27 marzo, 2018

LA MARCA

LA POTENCIA DE UNAS GOTAS

AKORI ha hecho una selección de las estrellas de la aromaterapia: los aceites esenciales de limón, árbol de té, lavanda, geranio y manzanilla.


Los aceites esenciales tienen una composición compleja, cuyos principios activos se ven más o menos modificados durante su proceso de obtención mediante destilación de las plantas aromáticas. En su composición entran montones de substancias orgánicas naturales en proporciones diversas. A la hora de adquirirlos, no hay que confundir Aceite Esencial con Esencia, la cual, en muchos casos, está obtenida por métodos distintos a la destilación o es un producto sintético que imita a los aceites esenciales.

En general, son necesarios muchos kilos de una planta para obtener un kg de su Aceite Esencial y esa es la razón principal para entender su elevado costo. Como ejemplo, hacen falta 150 kilos de flor de Lavanda para tener un kilo de Aceite Esencial de Lavanda.

Los principios activos de estos aceites han de combinarse con los aceites vehiculares como Almendras, Caléndula y Aguacate y permiten a la profesional que conoce y trabaja con aromaterapia obtener excelentes resultados en los tratamientos cosméticos personalizados para la piel de sus clientes.

Remarcamos que son productos para uso profesional cosmético. No se han aplicar directamente sobre mucosas, ni entrar en contacto con los ojos.  No deben estar al alcance de los niños. Para su uso en aromaterapia como tratamiento de posibles enfermedades, es necesario consultar al médico o profesional de la salud competente.

Los aceites esenciales son el maravilloso regalo que destilamos de las plantas: unas gotas muy poderosas que han de utilizadas con conocimiento y respeto.