By MamiMima | 31 julio, 2020

1 mini-ejercicio que puede cambiar tu vida

¿Te cuesta practicar un deporte?

¿Quieres hacer algo para mejorar tu bienestar físico y no sabes por dónde empezar?

Sigue leyendo.

El Jin Ji Du Li es el ejercicio chino que te ayuda a mantenerte en buen estado. Se le conoce también como la grulla dorada. O como el secreto chino de la eterna juventud.

Según la medicina china el equilibrio entre los diversos órganos del cuerpo es la base de la salud. Y con este ejercicio se activan los meridianos principales que recorren las piernas.

                                                                                                   .
Es fácil y no necesitas nada especial para practicarlo:
 .
1)   Ponte de pie
2)   Cierra los ojos
3)   Flexiona una rodilla levantando el pie del suelo unos 20 o 30 cms.
4)   Mantente en esta posición 1 minuto siempre con los ojos cerrados.
 .
BENEFICIOS DE PRACTICARLO DIARIAMENTE:


Elevarás el nivel de energía.
Mejorarás tu bienestar.
Sentirás tus piernas más fuertes.
Mejorarás tu sentido del equilibrio, lo cual es importante conforme nos hacemos mayores.
 Y cuando te sientes bien, con energía y fuerza, tu belleza se potencia increíblemente.
                                                                                                           .

¡Pruébalo ahora!

Puede ser que al principio te cueste un poco y solo aguantes unos pocos segundos.

Levantar los brazos te ayudará a estabilizarte.

Comienza por 15 segundos y ve aumentando hasta llegar a un minuto con cada pierna.

Hazlo cada día. Sé constante.

                                                                                                           . 

Compartiré contigo mi secreto:

El Jin Ji Du Li cambió mi vida. 

Conocí esta técnica hace unos años a través de un mail spam (a veces no todo el spam es malo!!!).

Por aquel entonces yo era absolutamente incapaz de hacer deporte de forma regular.

Me faltaba tiempo, ganas, ocasión y de todo.

Sin embargo, estaba  en los 50 y mi cuerpo me lo recordaba con pequeñas molestias que iban en aumento.

El Jin Ji Du Li me atrajo por su sencillez, solo me exigía un minuto al día y podía practicarlo en cualquier lugar y con cualquier ropa.

Era difícil decir que no tenía un minuto al día.

Fue mi objetivo de aquel verano.

Al cabo unas semanas de practicarlo descubrí que me sentía más ligera.

Notaba la musculatura del vientre y las piernas más firme.

Fue una sensación que me gustó.

Así que decidí ampliar a dos minutos cada día.

Y luego incluir cinco minutos de estiramientos.

Seguí escuchando a mi cuerpo y alargando poco a poco mi dedicación.

Hasta llegar a la media hora diaria que practico desde hace tiempo.

Bicicleta, tonificación muscular y en verano natación.

Y por supuesto el Jin Ji Du Li.

Cada día mi cuerpo me recuerda que he de hacer ejercicio.

A veces me cuesta un poco, lo reconozco.

 La sensación de bienestar y energía positiva son tan altas, que vale la pena.

Y es uno de los pilares de mi “mantenimiento milagroso” personal.

 

¡Nunca me lo hubiera creído!

Y lo conseguí empezando con este sencillo ejercicio.

¡Ojalá te ayude!

 

Concha Gaudó – CO-FOUNDER AKORI COSMETICS